Bienvenidos/as

En este blog encontrarás información sobre cómo tener mayor aceptación hacia la diversidad cultural. El mismo fue creado por: Orlando Arce, Carla Caro, Adrieliz Chaparro, Jaesy Crespo, Giselle Hernández, Zurelis Lorenzo, Maria Otero, Mildred Pérez y Brendaliz Santiago.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Familias

La familia en Puerto Rico son diversas y su estructura familiar ha tenido ciertos cambios que demuestran una transformación de lo que se conoce como una familia tradicional o lo que comúnmente se conoce como familia “no tradicional”. En nuestra cultura el término familia se le conoce como una unidad de personas que conviven un mismo lugar en la cual esta constituye papa, mama, e hijos(as). Sin embargo en el censo del 1970 se define familia como un sistema social compuesto por personas en estrecha relación que vivan en el mismo techo con intensión de continuar como unidad familiar.
No obstante las familias reconstituidas, las parejas que conviven, las homosexuales, lésbicas, las parejas sin hijos, y la que buscan un método de reproducción asistida culturalmente se les niega el pertenecer a este “estatus” de poder ante la sociedad que es la que determina que estos son diferentes, inmorales, disfuncionales e incapaces de lograr el concepto de la que estamos acostumbrados de ver. Es preocupante la forma en que estas familias son discriminadas, rechazadas, marginadas, excluidas, estereotipadas, hasta vista como malos ejemplos para la sociedad. Además como la sociedad logra que estas familias sientan vergüenza y culpa como parte de lo que ellos/as determinan fracaso.
Desde la niñez hemos estado escuchando todo clase cuentos, fantasías, e irrealidades que solo vemos en la novelas y películas de Hollywood donde las mismas nos llevan a crear en nuestra imaginación ese ideal de lo que es una familia. Además se nos va inculcando que ciertos roles y conductas a debemos realizar. Un ejemplo de esto es el ideal de un matrimonio para toda la vida donde hallan hijos/as de este matrimonio sin importar si hay violencia, maltrato, engaño y humillaciones. Adicional a esto si el matrimonio no tiene hijos/as es una incompleta por tanto no hay felicidad ya que la sociedad determina no es una familia normal.
La sociedad se expresa de una forma discriminatoria y con crueldad hacia estos/as. Comúnmente escuchamos como se refieren a estas familias por la sociedad incluyendo a personas del gobierno que se supone que tenga un grado de competencia y sensibilidad cultural; como unas familias torcidas, anormales e indignantes. Sin importar los sentimientos y el dolor que esto les pudiera ocasionar. A esto hay que sumarles que sean vistos con pena, desintegrado, hasta poco querido/a ya que hay que criarse con una madrastra, padrastro o abuelos/as.
La sociedad debe comenzar a auto-examinarse y cuestionar los valores propio y como estos han sido construidos socialmente. Además debemos empezar a entender las diferentes culturas que existen. Tenemos que empezar a crear conciencia sobre las decisiones personales, ideologías, creencias, pensamientos, comportamiento y prácticas de las diferentes personas.
El ser humano tiene que empezar a asumir una conducta de cambio, empatía, sensibilidad, compresión y respeto al prójimo. Tenemos que empezar a deconstruir esa famosa frase de que todos/as somos iguales. Vivimos en el mundo donde las diferencias de todo tipo existen, sin embargo debemos comprometernos a luchar para lograr un mismo fin: alcanzar los derechos, la dignidad humana y justicia para todos/as.

Universidad Interamericana de Puerto Rico
Recinto de Arecibo
Departamento de Ciencias Sociales
Programa Graduado de Trabajo Social
SOWO 6029 Diversidad y Opresión
Prof. J. Sierra, Ph.D.
Giselle Hernandez
Zureliz Lorenzo
Marybell Raices

viernes, 23 de septiembre de 2011

Reflexión en torno a la diversidad religiosa

Presiona este enlace para que veas una presentación
https://docs.google.com/leaf?id=0B1cPmwdHncmHODE5ZWUzZDEtMjFkYi00M2I1LWFlYjAtYmM5NGNiMTY1MzU3&hl=es

La homosexualidad es también una forma de amar



La homosexualidad también es una forma de Amar
No se trata de un mero impulso o deseo sexual, es PARTE de la identidad y la personalidad que envuelve también EMOCIONES, intereses, fortalezas, valores espirituales y otros aspectos parte de un Todo, que dan forma a UN SER HUMANO. Todos tenemos derecho de Ser…y de Amar LIBREMENTE

Hacia una Deconstrucción del Racismo en Puerto Rico

Hacia una Deconstrucción del Racismo en Puerto Rico (adaptado de la lectura de Gloria G. Quiñonez Hernández, Ph. D)
Adrieliz Chaparro Ríos, María del C Otero Miranda, Orlando J Arce Báez

Desde diversas perspectivas la construcción social de ser persona puertorriqueña negra es un elemento fundamental para poder comprender y trabajar el complejo de situaciones que permean las realidades políticas económicas y culturales de la sociedad puertorriqueña.

El Racismo
Sistema de constructos (un fenómeno no tangible que a través de un determinado proceso de categorización se convierte en una variable que puede ser medida y estudiada) ideológico científicamente elaborados que se practican para mantener y perpetuar las relaciones de poder, de explotación y subordinación de los sectores étnico-raciales sobre otros
Son las clases dominantes quienes generan el racismo por su interés fundamental de mantener la estabilidad de las formas de organización sociopolíticas y económicas que los mantienen en el poder.
Para construir una sociedad de paz debemos deconstruir nuestros entendidos sociales, prejuicios y discriminaciones.

Rúbricas del Racismo
• Son reglas de ejecución y prácticas que accionan la discriminación racial y étnica
• Sellos de representación que han caracterizado un racismo institucionalizado que permea en los contextos sociales y sus dimensiones políticas económicas culturales.

Manifestaciones de Racismo
• La negación
• La minimización
• La ridiculización
• El blanqueamiento
• La invilización

Negación
El racismo en PR esta institucionalizado y funciona de forma natural y normal en los espacios sociales. Este se manifiesta de una forma imperceptible ya que las poblaciones estan incapacitadas para percibirlo. En ocasiones se piensa que el racismo es algo del pasado en nuestra sociedad, pero en realidad lo que se ha promovido es la invisibilisación de las personas negras.
En el siglo XXI la gente en PR se define como blanca. También se mantiene la visión donde el bienestar, la belleza y la felicidad están relacionadas a todo aquello que se aleja de las características fenotípicas de los antepasados africanos.

Algunas frases racistas
“los negros son inferiores a los europeos, pero superiores a los monos” Francis Galton
Ël negro puede desarrollar ciertas habilidades propias de las personas, como el loro consigue hablar algunas palabras” David Humee
En la vida cotidiana los puertorriqueños reflejan el racismo asociando lo negro y la negritud como aspecto negativo. Eso se ve representado cuando al presente se escuchan frases como:
• “La oveja negra de la familia”
• “Que suerte negra”
• “Negro , pero perfilado o Negra , pero inteligente”
• “los negros son sucios”
“En casa negro el cladero”, “cásate con un blanco para que mejores la raza” y “si te casa con un negro peinaras pelo pasa hasta las 3 de la mañana son comentarios con los que se demuestra las normativas en las relaciones raciales.
Para describir racialmente a las personas negras se utilizan expresiones como trigueña, mulato o jabao. Estos términos provienen de las descripciones que utilizaban los esclavistas y son animalizaciones ya que los negros no eran considerados humanos sino monos desarrollados.
• Trigueño (a) – Negros (as) que tiene caudal
• Mulato o mula’o – la cría del asno y la yegua
• Jaba’o – viene del término jabato que es la cría del jabalí o cerdo salvaje

En el censo del 2000 en Puerto Rico el 80.4% de la población se identifica como de raza blanca o caucásica sin embargo la realidad es que el 80.4% de la población posee características fenotípicas africanas. Un evento similar se registro en el censo de 1950 en el cual el 77% de la población se catalogo como blancos.

Pertinencia con el discurso Racial de Puerto Rico

Población que se definió de una raza
3,650,195 96%
Se definieron como blancos en combinación con negra
88,324 3%
Se definieron de tres razas: blanca, negra e india americana y nativa de Alaska
11,071 1%

La negritud no existe entre los (as) puertorriqueños (as), se desconoce ser negros (as). Los puertorriqueños han adoptados unas características estéticas particulares y una construcción corporal que responde a modelos físicos anglosajones. En última instancia, ha requerido negar todo indicio estético, corporal o experiencia de la herencia y presencia taina y africada en los puertorriqueños enajenados o escape ante las situaciones sociales.
La televisión viene a convertirse en una de las fuentes principales de producción de imagen en Puerto Rico que le permite a la gente abstenerse y de reafirmar posturas ideológicas y visiones de mundo socialmente establecidas. En la televisión se ha presentado a las personas negras como extranjeras. EL mensaje que quieren llevar a la sociedad es que en Puerto Rico no hay negros (as) y los (as) que hay son extranjeros. En la década de los 80 el mensaje cambia diciendo que en Puerto Rico los negros (as) que se encuentran son dominicanos. Los que ocasiona que se evidente el discrimen y rechazo hacia la comunidad dominicana aduciendo que son los (as) negros (as) en Puerto Rico y atribuyéndoles características de brutos, criminales y escoria social. Esto ocasiona unas condiciones de pobreza dentro de la jerarquía social como seres devaluados que representa desconfianza, peligrosidad y lujuria.

Minimización
La minimización es la forma de justificar y validar las posiciones de los sectores privilegiados como superiores y calificados asumiendo técnicas de la invalidación, reduccionismo y ridiculización, representando seriedad, fuerza y legitimación de la otredad. Esta estrategia se a utilizado mucho para degradar y disminuir la fuerza de grupos e individuos negros en movimientos sociales y políticos.
La animalización se refiere al proceso de representación de lo negro y la negritud como una incidencia no humana o de pobre evolución humana. La salvagización se refiere a tribuir conductas o imagen que demuestran que una persona o grupo carecen de una conducta o imagen “adecuada”, códigos de ética o civilización que una sociedad consideran importante. Estas, no son otra cosa que, posturas etnocentristas donde la diferencia se le atribuye jerarquías. En Puerto acabo un sinnúmero de safaris fotográficos en los que los turistas vendrían a aventurar a un mundo. El aniñamiento por su parte es una forma de disminuir o reducir la valides y seriedad de planteamientos, movimientos por parte de las estructuras de poder. Se infantiliza y menosprecia dando un mensaje de berrinche o conducta inapropiada de un menor.
El personaje de Caquito es un ejemplo resiente en los medios de comunicación visual en Puerto Rico. Este personaje representa a un niño negro boliador con inteligencia limitada, que además tanto su nombre como sus expresiones hacen continua referencia a eses fecales. En el municipio de Loíza por ejemplo, diversos grupos religiosos y políticos han insistido en la eliminación de la mascara de vejigante típica atribuyendo que representa la diablo. Así también se percibe con frecuencia la pobre presencia de la artesanía portorriqueña de herencia negra en los festivales. La gente atribuye el no comprarla a que esta en contra de la religiosidad o que son objetos místicamente poseídos por entes de las religiones negras. Fenómeno que se repite en las ventas de artesanía haitiana y africana en el país.

Blanqueamiento
Es un proceso mediante el cual, consiente o inconscientemente, se van eliminando, ocultando o desdibujando características fenotípicas que identifican a una persona o grupo perteneciente a la herencia étnica y racial negra para aparentar parecer caucásico. Una de las formas que se ha usado en Puerto Rico ha sido el desdibujar la negritud de figuras puertorriqueñas negras modelos de orgullo nacional. Como Ramón Emérito Betances, Julia de Burgos, José Celso Barbosa, o sencillamente desconocer u obviar la existencia y aportaciones de los mimos.
Nuestra incapacidad de mirarnos como un pueblo negro caribeño y nuestra fantasía de llamarnos la isla ‘‘más blanca’’ de las Antillas (Boulon, 1971; William & Cobbs, Price, 1992; Rodríguez & Preciad 1995; Toledo M. XXVII).
Reconocer nuestra identidad caribeña implica reconocer que la caribeñidad nos une, no solo en lo geográfico, sino también en la herencia y presencia negra étnica y racialmente en todos los aspectos del quehacer de nuestra vida.
En Puerto Rico las personas de tonalidades de piel más obscuras están invisibilidades. Esto se hace evidente ante la ausencia de representación en posiciones o capacidad económica. La presencia de personas negras es casi inexistente en los sistemas de educación universitaria, mientras que en el sistema carcelario tiene vasta representación (Alegría & Muñoz 1998). Las personas negras, en su gama de tonalidades, muestran dificultades para identificarse y reconocerse étnica y racialmente.
El mercado de consume, al igual que el de empleo, no contempla la existencia de las mujeres negras puertorriqueñas. Los objetos de consume necesarios para insertarse en el Mercado de empleo escasean cuando se trata de mujeres negras.
Invisibilización
Su función es hacer incorpóreo, impermeable e intangible la existencia de una negritud constitutiva de la puertorriqueñidad. Que como fenómeno interesante ha sido una intersección importante en las acciones de concientización e identidad nacional de múltiples pueblos del Caribe y las Américas.
La invisibilidad se refiere a patrones naturalizados de las manifestaciones del racismo puertorriqueño que incapacitan para distinguir y nombrar las prácticas racistas. Estas manifestaciones, acciones y funciones se articulan en un sistema discursivo continuo y sistemático.
Las personas negras han sido inherentemente vulnerables a las formas de coerción debido a su posición en la jerarquía social. Este proceso ha dejado efectos sociales y psicológicos entre otros, que las personas negras por si mismas duden de su valor como seres humanos y que su propia estimación se hacen cuestas arriba (Davis, 1993; Stokely & Hamilton, 1976).
La organización política económica de nuestro país, además de ser y reproducirse como colonia estadounidense tiene parte en sus cimientos, supuestos y estructuras las concepciones de que las personas negras son seres inferiores y en el mejor de los casos ciudadanas de cuarta categoría.
Conclusión
En el último siglo la sociedad puertorriqueña se trasformó en un sistema económico capitalista con un nuevo proceso invasivo ya no tanto de desintegración del cuerpo físico como de manipulación de los estados psicológicos. Se desaparecieron las personas negras de los libros de historia de puertorriqueñas, de los censos, de los lugares visibles y de los espejos. La ideología superior estadounidense hizo un buen engranaje con la mentalidad colonial lista e hispanista puertorriqueña para idealizar los cuerpos de las personas de piel clara, cabello rubio y ojos claros como la muestra de perfección y superioridad.
En Puerto Rico hemos evadido históricamente la existencia, la presencia y la labor de las personas negras. Nos hemos negado a ver, palpar y sentir que somos negros y negras.
Presiona este enlace para que escuches una canción. Cuando abra el enlace presiona: descargar
https://docs.google.com/leaf?id=0B1cPmwdHncmHY2VjOGY2ZDEtODY2Mi00N2MyLWE3MDYtN2IwOThmMjg5ODhm&hl=es